+34 91 345 76 04 hola@asesoranza.es

La prestación por desempleo ya es una realidad para las 550.000 personas que componen actualmente el colectivo de empleados del hogar. La ratificación por parte del Congreso de los Diputados del convenio 180 de la Organización Internacional del Trabajo, permitirá dotar de más derechos a estos trabajadores.

Todos los grupos parlamentarios apoyaron, por mayoría absoluta, ratificar este convenio. Un gran respaldo político para que este colectivo disfrute de condiciones de trabajo equitativas y no menos favorables que las aplicables al resto de profesionales.

Con el texto legislativo aún tramitándose, lo cierto es que este derecho podría empezar a disfrutarse en septiembre de 2022, aunque aún no hay fecha exacta.

La ministra de Trabajo ya ha adelantado su firme intención de crear una norma con el objetivo de “reformular” el trabajo doméstico. “El planteamiento va a ser más extenso que el propio convenio 189 de la OIT”. Será “una norma ambiciosa” y que “va a tener discusión”, ha destacado Díaz.

Lo que se busca es extender los derechos de las empleadas del hogar, esto significa que por ejemplo no se les pueda despedir sin justificar el fin del contrato.

A día de hoy el empleador solo está obligado a avisar con 20 días de antelación, en el caso de que la empleada lleve más de un año de trabajo, o de siete días si la antigüedad es inferior a los 365 días. Se incluye un abono equivalente a 12 días por año trabajado con un tope de seis mensualidades.