+34 91 345 76 04 hola@asesoranza.es

El Consejo de ministros del 21/06/2022 aprueba la primera Estrategia Nacional de Impulso del Trabajo Autónomo (ENDITA) 2022-2027, englobando una ruta de actuación en materia de trabajo autónomo para los próximos cinco años.

Dentro de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ENDITA pretende impulsar el crecimiento económico inclusivo, el trabajo decente y el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas PYMES.

La nueva estrategia aprobada en el Consejo de Ministros del pasado 21/06/2022, contiene seis ejes con diversas líneas de actuación y se desarrollará en dos fases hasta 2027 (de 2022 a 2024 y 2025 a 2027).

Nueva definición legislativa del trabajo por cuenta propia

Por lo adelantado por la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la Estrategia supondrá cambios relevantes como:

Seis ejes de actuación

Los ejes en los que pivotará ENDITA, serán:

1. Inclusión y la cohesión social. Para ello se fomenta el trabajo autónomo de calidad, inclusivo y con derechos mediante medidas de impulso del diálogo social, aplicando medidas contra los abusos de la figura del trabajo autónomo y de mejora de las políticas de empleo del trabajo autónomo.

En ese mismo eje figuran también como líneas de actuación un nuevo sistema de cotización a la seguridad social y la mejora de la protección social de la persona trabajadora por cuenta propia, el apoyo a colectivos con dificultades de acceso al mercado de trabajo o la mejora de la definición jurídica del trabajador o trabajadora autónomo y la revisión de la normativa que regula su actividad.

2. Fijar la población al territorio mediante el fomento del emprendimiento como herramienta de desarrollo local. Con medidas que comprenden desde el diseño de planes de emprendimiento específicos pasando por medidas de orientación y acompañamiento o de formación, así como de fomento del relevo generacional, entre otras.

3. Promover la digitalización y la modernización del trabajo autónomo a fin de mejorar la productividad y la competitividad. Medidas que fomentarán tanto la digitalización del tejido empresarial como una mayor internacionalización de la actividad; mientras, el cuarto eje aspira a impulsar el trabajo autónomo sostenible con el desarrollo de iniciativas emprendedoras vinculadas a los sectores de la economía verde, así como alentando la economía circular y la modernización de instalaciones e infraestructuras del tejido productivo menos dependientes de combustibles fósiles.

4. Formación a lo largo de la vida del trabajador y trabajadora autónomo. Mediante un nuevo sistema de formación profesional diseñado específicamente para estas personas, que les permita hacer frente a desafíos previstos. También se contempla el impulso de las microcredenciales universitarias para la recualificación profesional.

5. Garantizar la igualdad de género en el trabajo por cuenta propia. Fomentando medias que eviten el abandono de la actividad profesional tras la maternidad y que fomenten la conciliación profesional-familiar, así como la protección y fortalecimiento de la economía de los cuidados y el apoyo mediante incentivos al trabajo autónomo de mujeres y el empleo asalariado creado por mujeres autónomas.


Fuente: Iberley